CONTRIBUYE

A LA CAUSA

Cada uno debe decidir en su corazón cuánto dar; y no den de mala gana ni bajo presión, porque Dios ama a la persona que da con alegría y proveerá con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra para compartir con otros.

2 CORINTIOS 9:7-8 NTV

MUCHAS GRACIAS