Valores

IMITAMOS A CRISTO.

EL AMOR DE CRISTO HACE LA DIFERENCIA.

Nos comprometemos a cultivar y valorar continuamente:
La enseñanza que Dios utiliza para producir verdaderos cambios en nuestra vida, involucra tres dimensiones: la predicación expositiva, la enseñanza en grupos pequeños, y el discipulado relacional.
  • La predicación expositiva implica tomar un pasaje central en su contexto original para aplicarlo correctamente a nuestras creencias y conducta. A lo largo de la historia Dios ha usado este medio poderosamente para impulsar la transformación de Sus hijos. 2 Timoteo 3:16,17; Esdras 7:10
  • La enseñanza en grupos pequeños consiste en estudiar buenos materiales bíblicos que sean prácticos e interactivos, lo cual facilita el desarrollo de nuevos maestros.
  • El discipulado relacional compromete al menos dos personas las cuales se vigilan, corrigen e instruyen mutuamente a fin de caminar juntos con y como Cristo. Hebreos 3:12
La oración y la dependencia a Cristo son imperativos para nuestra misión. Aunque podemos hacer muchas cosas por nuestra cuenta, entendemos que sin la intervención divina nuestro mejor esfuerzo será estéril en cuanto a verdaderos frutos. Juan 15:5
La adoración no es un evento al que asistimos una vez a la semana. La verdadera adoración es una rendición diaria de todo nuestro ser a la voluntad de Dios. De ese modo cuando venimos a la iglesia no venimos ‘a adorar’, sino ‘a seguir adorando’. Romanos 12:1,2; Mateo 22:37,38
La autenticidad debe ser tanto en privado como en público. Esto quiere decir que valoramos la transparencia de las personas: Entendemos que somos personas comunes y corrientes, y que no somos impecables (sin pecado); por esto no tenemos problema en reconocer nuestros errores ante la gente y especialmente ante Dios, a quien recurrimos cuando pecamos para que nos perdone y nos ayude a continuar hacia la meta, de modo que podamos reflejar el carácter piadoso de Cristo a todos con una conciencia tranquila. Romanos 12.1-2; Hebreos 10.24-25; 1 Juan 1:9
Estamos convencidos que lo que hacemos en público debe ser una extensión de lo que hacemos en privado, no como los hipócritas que improvisan ser piadosos para ser vistos por los demás. Isaías 29:13; Mateo 15:8-9
Por el contexto generacional y cultural en el que nos desenvolvemos, comunicar la verdad del evangelio y contextualizar su contenido a nuestra audiencia es de suma importancia. Por supuesto el mensaje eterno continúa siendo el mismo. 1 Corintios 9:13-23
En Juan 13:35 Jesús dijo que si nos amamos unos a otros la gente sabría que somos de Él. Los cristianos fuimos llamados a relacionarnos con otros cristianos teniendo en cuenta varias indicaciones, tales como:
  • “Amaos unos a otros entrañablemente” 1 Pedro 1:22
  • “Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales” Efesios 5:19
  • “Servíos por amor los unos a los otros” Gálatas 5:13
  • “Considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras” Hebreos 10:24
Valoramos los líderes que amorosamente lideran con su ejemplo. En Campo Blanco, liderar bien consiste en imitar el ejemplo de Jesús y que otros sigan su/nuestro ejemplo. Mateo 20:25-28; 1 Corintios 11:1
  • Valoramos los líderes que tienen la integridad de un hijo de Dios.
  • Valoramos los líderes que tienen la iniciativa de un Siervo.
  • Valoramos los líderes que tienen la persistencia de un Pionero.
  • Valoramos los líderes que tienen la versatilidad de un Co-equipero.
  • Valoramos los líderes que tienen la paciencia de un Entrenador.
  • Valoramos los líderes que tienen la Pasión de un Investigador.
  • Valoramos la diversidad con que Dios ha hecho a las personas, con distintos talentos, diferentes dones y personalidades únicas. Efesios 2:10
  • Procuramos equipar a cada miembro para su actividad propia, para que pueda hacer con excelencia y eficacia las obras que Dios tiene para él. Efesios 4:16
  • Debemos imitar a Jesucristo teniendo una presencia compasiva en nuestra comunidad. Como iglesia queremos atender (segun podamos) las necesidades físicas de la comunidad sin perder de vista las necesidades emocionales y espirituales de las personas, para que no estén sin fruto. Tito 3:14
Cuando la persona descubre el propósito principal de su existencia, va a perseguir la excelencia en todo lo que haga, su mayor anhelo sera glorificar a Dios. Colosenses 3:23-24
  • Reconocemos que no es tarea de la iglesia controlar a los creyentes, sino del Espíritu Santo que concede el dominio propio. 2 Corintios 3.17; Romanos 8.14
  • Sin embargo, entendemos que esto no nos excluye de la responsabilidad que tenemos delante de Dios de reprender las “obras infructuosas de las tinieblas”. Efesios 5.11; Mateo 18.15-17
Queremos que todos los miembros participen en la retroalimentación y evaluación de este ministerio a la luz de la Biblia y la visión de nuestra iglesia. Proverbios 24.6
  • Valoramos el optimismo porque entendemos nuestro futuro en Cristo Jesús, y lo que Él nos ha prometido. Entonces, a pesar de las dificultades que experimentamos, procuramos ver nuestro futuro con optimismo. Juan 10:10; Hebreos 12:1-2; Marcos 10:27
  • Valoramos el humor porque nos ayuda a soportar las dificultades de esta vida y a superar nuestras fallas y faltas como humanos. Proverbios 17:22; Nehemias 8:10

Aprovecha y conoce cuáles son nuestras